Aislamiento acústico de ventanas

Las ventanas son la barrera más débil que nos separa acústicamente de los ruidos que hay en el exterior. Por ello, si quieres tener tu casa blindada de las nocivas ondas sonoras y poder hacer de tu hogar realmente un sitio de descanso, no te queda más remedio que llevar a cabo una serie de actuaciones que conviertan a tus ventanas en muros infranqueables, en absorbentes perfectos, en pantallas completamente insonorizadas.

Uso de cortinas insonorizantes

Un paso muy fácil, completamente sencillo de implementar y no muy caro es el de cubrir las ventanas con cortinas insonorizantes.

Por su alta densidad, el tipo de material y la superficie en la que se disponen las fibras de las cortinas, los decibelios que penetran desde el exterior a través de la ventana van a quedar atenuados en gran parte. Aquí te dejo unas cuantas cortinas especiales, todas ellas absorbentes de ruido que te van a ser de gran ayuda.

Sellar juntas y fisuras en los marcos de las ventanas

Las ventanas, por muy buena capacidad de blindaje acústico que presenten, no van a ser capaces por sí solas de absorber las ondas acústicas del ruido si es que entre estas y los marcos que las sustentan no hay un sellado adecuado.

La sujeción de las ventanas a los marcos ha de ser completamente estanca. Una simple fisura (y no digamos ya de huecos) va a hacer que el sonido de afuera se nos cuele.

Aquí va mi propuesta para acabar con este problema:

Ante cualquier grieta, fisura o hueco lo que debemos de hacer es proceder con un sellado, habiendo varias alternativas en el mercado para realizar tal tarea.

Sellado del marco de la ventana con espuma de poliuretano

La espuma de poliuretano es uno de los mejores métodos para sellar ventanas

En el mercado son muchas las firmas que ofrecen este producto. Aquí te dejo algunas de ellas

A la hora de ponernos manos a la obra con este producto es bueno seguir las siguientes recomendaciones:

  • La cantidad de espuma que sale por el aplicador es siempre regulable. Tenlo en cuenta para una dosificación más sencilla.
  • No rellenes los huecos al 100%. Hazlo al 80% ya que la espuma va a tener un efecto de expansión después de ser aplicada.
  • Si la cantidad de espuma a aplicar es considerable lo mejor es ir aplicando espuma por capas. Aplicamos una capa, dejamos que se asiente y luego aplicamos otra y así sucesivamente.

Refuerzo aislante de las persianas

Otro método es pegar sobre la superficie de la persiana un material que sea absorbente acústico. Ello hará que durante el tiempo en el que la persiana está bajada la insonorización de la ventana sea realmente buena.

Lo único que tienes que hacer es desmontar el sistema de la persiana, estudiar cuál ha de ser el espesor máximo del aislante acústico a pegar sobre la persiana y actuar en consecuencia.

Materiales que pueden servir para adherir a la persiana son muchos. Aquí te dejo unas ideas.

Cambiar las ventanas

La actuación más radical sería cambiar directamente las ventanas, para lo cual lo mejor es encargar la tarea a un especialista. La gama de ventanas es muy grande, tanto atendiendo al tipo de material usado como el tipo de abertura.

Desaconsejamos las ventanas tipo corredera ya que dificilmente se consigue con ellas un cerrado hermético.

Más radical si cabe es poner una doble ventana, pero esta posibilidad depende del grosor de la pared y la naturaleza del marco.

Más formas de aislar acústicamente

Cómo insonorizar una puerta de forma económica
Cortinas insonorizantes
Cómo insonorizar una habitación
Cómo insonorizar una pared
Cómo quitar el eco en una habitación
Cómo insonorizar el lavavajillas
Aislamiento acústico del coche

Deja un comentario